lunes, 15 de junio de 2009

La dama del Alba


PERSONAJES DE
LA DAMA DEL ALBA.


Trabajo de Marta Arroyo



1.LA MADRE.

La madre es una mujer que, tras la supuesta muerte de su hija Angélica, ve cómo su mundo se le viene abajo; considera que todo lo que se hace debe ser en memoria de Angélica, prohibiendo cosas tan elementales como que los niños fueran al colegio o que se divirtieran, además de no permitir que se ventilara nunca la habitación de su hija …


2.ABUELO.

Bonachón y más sensato que su hija, el abuelo no coincide con la forma de pensar que ésta tiene, e intenta corregirle su forma de actuar en muchos casos.


3.LOS NIÑOS.

Los niños, que en ocasiones recuerdan a su hermana, desean divertirse y poder ir al colegio con los demás niños.


4.TELVA.

Telva es la mujer que cuida de los niños, se ocupa de la casa y apoya al abuelo. Desveló que perdió a sus siete hijos en un accidente en la mina.
Contó además que, en la noche de San Juan, se oyen repicar campanas de una iglesia que está sumergida bajo el agua …


5.MARTÍN DE NARCÉS.

Joven fuerte, montañés y gran montador a caballo, estuvo casado tres días con Angélica. La noche de San Juan, ella “se ahogó” en el agua …
Se enamora de Adela, que reemplaza a Angélica en su corazón.



6.ADELA.

Adela fue la hermosa joven a la que salvó Martín de morir ahogada en el río y reemplazó el lugar de Angélica en los corazones de todos. Ella y Martín se enamoraron.


7.LA PEREGRINA.

La Peregrina es la personificación de la muerte en este libro. Llegó a la casa de la familia de Angélica y más tarde se marchó; en su reaparición,se intentó llevar a Martín y al final de la historia, se lleva a Angélica con ella.


8.ANGÉLICA.
Hija supuestamente fallecida de la Madre , que estuvo casada tres días con Martín y se escapó con otro hombre, que más tarde la abandonó.
Martín le dijo a su familia que ella se había ahogado en el río, para no deshonrarla, y, al fin y al cabo, la quería.
Después de cuatro años, Angélica vuelve al pueblo con el propósito de vivir de nuevo con su familia, ya que está arrepentida y quiere arreglar el dolor que produjo su “muerte”.
Finalmente, Angélica accede a irse con la Peregrina , y encuentran su cuerpo en el río, totalmente intacto y muy hermoso, como si acabara de morir … Y en el fondo del río volvieron a repicar campanas en la noche de San Juan.


9.QUICO.

Es el molinero del pueblo, hace todos los favores que le mandan. Tuvo un pequeño sentimiento de amor hacia Adela.


10. LAS SANJUANERAS.

Son una chicas del pueblo que van por todas las casas buscando leña para la hoguera de San Juan.



11.MOZOS.


Chicos del pueblo, que junto con las Sanjuaneras, aparecen al final de la obra, pidiendo leña, para San Juan.




TEMÁTICA DE LA OBRA.

La temática de esta obra se basa principalmente en el amor, que se ve representado con los sentimientos de Martín hacia Angélica que después se trasladaron a Adela, una replica de la otra. También se ve manifestado con el pequeño sentimiento que siente Quico hacia Adela.
Otro de los temas es la muerte que aparece personificada con la Peregrina y con la muerte de hace cuatro años de Angélica, la hermana mayor y esposa durante 3 días de Martín.
El sufrimiento también está presente con la muerte de Angélica hace 4 años y la pérdida de su cuerpo ya que la madre el deseo que tenía era el darle sepultura.


La dama del alba.


Trabajo de Elsa Fuentes


Autor: Alejandro Casona
Título:

La dama del alba
Editorial: Cátedra


Temática:

La temática de esta obra se basa principalmente en el amor, la muerte, y el sufrimiento; y en menor medida las costumbres y tradiciones asturianas.
El amor está presente durante la mayor parte de la obra. Pues la historia se basa, entre otras cosas, en el amor que sentía Martín por Angélica, y el que luego, tras la desaparición de ésta, comenzó a sentir por Adela.
En la obra también hay una fuerte presencia de la muerte, que aparece personificada en la figura de la Peregrina. Trata el concepto que tiene la humanidad sobre la muerte, y el hecho de que si no hay muerte, no hay vida.
Otro tema es el sufrimiento, reflejado en una familia destrozada ante la muerte, cuatro años antes, de la hija mayor, Angélica, y cuyo cadáver no pudo ser nunca encontrado. Esta familia se ha aislado del mundo debido a esta muerte.
Y por último, en menor medida y más camuflado, aparecen numerosas referencias al pueblo y costumbres asturianas, como el vocabulario, y obviamente la localización.


Estructura:

Consta de 4 actos, a diferencia de los cánones de la comedia nueva, pues tenía 3.
Acto primero: Presentan la historia de la familia.
Acto segundo: El abuelo se da cuenta de quien es realmente la Peregrina.
Acto tercero: Adela, la muchacha que recogió Martín del río, está ocupando el vacío que dejó Angélica en la casa.
Acto cuarto: Comienzo de la fiesta y muerte real de Angélica.


Espacio

Todo se desarrolla en la planta baja de una casa rural de sólida arquitectura de piedra encalada y maderas nobles. Al fondo tiene un amplio portón y ventana sobre el campo. A la derecha, el arranque de escaleras que conduce a las habitaciones altas, y del mismo lado, la salida al corral. A la izquierda, la entrada a la cocina, y la gran chimenea de leña ornada en lejas y basares con lozas campesinas y el rebrillo rojo y ocre de los cobres. Apoyada en la pared del fondo, una guadaña. Rústicos muebles de nogal y un viejo reloj de pared., familiar de una aldea de Asturias.
A pesar de que se narran varios sucesos fuera del ámbito de la casa, únicamente se escenifica la cocina del hogar. Por lo tanto, todas las escenas suceden allí, aunque se narre lo acontecido en otros lugares (el río, el pueblo, el camino).


Tiempo:

El tiempo transcurrido durante la obra son alrededor de 7 meses (puesto que la Peregrina avisa de su regreso 7 lunas después)
Entre el primer acto y el segundo apenas pasa tiempo; entre el segundo y el tercero, pasan unos meses, y entre el tercero y el cuarto unas horas.
Aun así se relatan hechos acontecidos 4 años antes, como es la muerte de Angélica.


Personajes:
La peregrina: se representa en la imagen de la muerte y como una bella mujer, de rostro fino y tez blanca. Nos muestra un lado de la muerte desconocido; siendo amable y bondadosa. Envidia la vida que ellos tienen, y el amor humano que entre ellos se pueden dar. Es consciente que su felicidad es inalcanzable. Es muy sabia, pero está condenada por el destino, a cumplir con su trabajo, el de matar. Aun así, su condición de mujer hace que cada vida que se lleva, le genere una gran angustia.


Telva:

ama de llaves y criada de la casa. Perdió a marido primero y después a sus siete hijos en un derrumbe de la mina. Era una mujer fuerte y segura. En parte, sacaba adelante a la casa y era considerada como parte de a familia. También, es una gran confidente de su ama.


La Madre

fue un personaje muy importante en la obra. Genera una sensación de dolor y angustia, y en cierto modo, es la responsable de que toda la familia siga conmovida por la desaparición de Angélica. La preocupación por sus otros hijos era obsesiva y eso nos demuestra que ella representa a la madre naturaleza, celosa y con una gran necesidad de proteger y amar a sus hijos


Adela

vivió una dura vida y intento suicidarse tirándose al río, pensando que era su única salida. Martín la salvo y todos la aceptaron en la familia. Adela comenzó a ganarse ese sagrado lugar que era todavía de Angélica. Cuando esta regreso solo encontró la muerte.


Angélica

siempre estuvo disfrazada bajo un manto de pureza y belleza. Pero su yo más interno, gritaba por salir de esa imagen y mostrarse tal como era. Lo que finalmente ocurrió, fue que, pocos días de su boda con Martín y cansada de la vida que llevaba, y al haberse enamorado de otro hombre, huyó de la casa. Mientras tanto, todos la daban por muerta.


Pero aparte de lo ya dicho sobre la vida de ambas muchachas (Angélica y Adela), la novela da a entender algo más profundo, como el hecho de que las dos fueran como una misma persona, siendo una la imagen negativa (Angélica) y la otra la positiva. Es decir, como si ambas personajes, fuesen complementarias entre ellas.


Dorina, Andrés y Falín:

los tres hermanos de Angélica, obsesivamente cuidados por su madre, que quiere evitar cualquier riesgo que le lleve a perder otro hijo.


Sanjuaneras

mujeres del pueblo, que aparecen al final de la obra junto con los mozos, animando la fiesta de San Juan. Eran las encargadas de recaudar fondos durante el año, para poder sufragar los gastos de la fiesta.


El Abuelo

es un personaje con un gran significado en la obra. Es hombre de edad avanzada (alrededor de 70 años) muy preocupado por su familia. Tiene una personalidad abierta y acepta lo sucedido como algo natural. Muestra sus sentimientos claramente. Es un hombre muy sabio debido a su gran experiencia, lo que demuestra siendo la primera persona en descubrir y entender a La Peregrina.


Martín

es un hombre que, aunque sentía un poco de resentimiento hacía la vida por la dura experiencia que tuvo, en el fondo era amoroso y noble. Posiblemente sea el personaje más sufrido, ya que él era el único que sabía la verdad y estaba escondiéndola. En un principio, le cuesta desenvolverse con Adela, pero finalmente es capaz de expresarle el amor y la confianza. Lo podemos comprobar cuando él le confiesa a Adela que Angélica no estaba muerta, sino que había huido con otro hombre. Él lo había ocultado por orgullo, pero sobretodo para no hacer sufrir más a la familia de Angélica, ya que ellos tenían una buena imagen sobre ella.


Quico

es el molinero del pueblo, que está en muchos momentos de la obra al servicio del ama. Llega a sentir algo por Adela.


Mozos

chicos del pueblo, que junto con las Sanjuaneras, aparecen al final de la obra, pidiendo leña, para San Juan.




La dama del Alba, de Alejandro Casona: personajes.


Marina Cores


1.- Adela.
Es una joven delgada y no muy alta, que ronda a los veinte. El pelo por los hombros, rizado y de color castaño, semejante a una cascada. Los ojos grandes, caídos y oscuros, cubiertos por unas oscuras y alargadas pestañas que le dan una mirada entre melancólica y perdida. Los labios, carnosos y de color rosa oscuro suelen estar esbozando una sonrisa distraída, alzando ligeramente unas mejillas sonrosadas que destacan sobre una piel con una tonalidad clara.
2.- Martín.
Un joven que no pasa de los veinticinco, grande, fuerte y muy moreno. Lleva el pelo de color cobrizo algo largo y revuelto. Los ojos, de color marrón verdoso, siempre entornados, destilan algo así como rabia contenida. Tiene unos rasgos duros, marcados, y una piel curtida por el sol, color café. A pesar de todo esto, es apuesto. Los brazos son anchos, y el cuerpo bastante moldeado, con unas manos grandes y llenas de callos y heridas de trabajar.
3.- La Peregrina.
Es una mujer joven, esbelta, de rasgos finos, casi felinos. Tez blanca, suave, delicada y ojos verdes, rasgados y marcados, con una mirada penetrante. Dientes perfectos, blancos y alineados, y labios finos, rosados, que de vez en cuando se curvan en una media sonrisa. Tiene manos finas y largas, semejantes a las manos de pianista, cuidadas. En general tiene aspecto de ser frágil, aunque la rodea un aura de seguridad, de fuerza.
4.- El abuelo.
Un hombre de edad avanzada, delgado, algo consumido, con el rostro moreno demacrado y lleno de arrugas. Huesudo, algo cargado de espalda y con el pelo canoso y que empieza a escasear, esconde la calva bajo una boina de color oscuro. Siempre está fumando una pipa, sentado en una silla, mirando por la ventana, o en la solera de la puerta. Habitúa llevar ropa holgada por su delgadez. Tiene una mirada perdida, que demuestra muchos años de experiencia y sabiduría.
5.- La madre.
Una mujer mayor, consumida, demacrada por los años pasados sentada, quieta, rezando por su hija. Tiene el pelo negro con algunas canas, los ojos oscuros, suplicantes y hundidos, con bolsas. La cara chupada, huesuda. Aparenta ser mayor de lo que es por su semblante triste. Suele llevar un mantón por encima y en la mano, enrollado, un rosario de bolas de nácar.
6.-Telva.
Es una señora que ronda los cincuenta y tantos, con apariencia de haber trabajado mucho durante muchos años. Lleva el pelo ya casi grisáceo recogido en un moño alto. Sus ojos se muestran amables cuando mira a los niños y preocupados cuando mira a la señora. Es menuda, algo regordeta y con las manos avejentadas. Tiene un color de piel morocho por estar al sol, trabajando.
7.- Quico el del Molino.
Un muchacho que anda por los dieciocho, muy moreno y de ojos verdes. Es menudo y tiene aspecto jovial. Tiene el cabello algo largo, despeinado y habitúa llevar un sombrero de paja. Camina de manera desgarbada mientras silba, despreocupado, o masca una brizna de paja.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias!

fanático pokemon dijo...

WENO, SOY EL PRIMER COMENTARIO. Hum... m dices al final d la obra lo k pasa? k pensaba la gente soble el cuerpo? weno, resumeme el acto iv